0
Pauta Eskaparate Banner

El Trastorno Espectro Autista (TEA) es un tipo de trastorno del desarrollo que afecta la capacidad de las personas para comunicarse y relacionarse socialmente con los demás y como su nombre lo indica, al ser espectro, es amplio por lo que no se puede generalizar. Cada uno desde su particularidad va a tener una forma de ser, comunicarse, pensar y actuar.

Y es que, dentro de cada particularidad la vida le ha entregado a este mundo personas diagnosticadas con TEA, que han alcanzado importantes logros en los campos de la música, las artes, el deporte y hasta en la tecnología.

En Eskaparate.co compartimos los datos de algunos personajes destacados en estas áreas y que han demostrado que más que una condición, son múltiples las habilidades y destrezas que pueden desarrollar y aportar a nuestros tiempos en los que se necesitan de comunidades más solidarias, tolerantes y libres de prejuicios.

Tim Burton

Aunque este gran cineasta no tiene confirmación médica de su condición TEA, su exesposa, la actriz Helena Bentham Carter, confesó que tiene manifestaciones de esta condición. Es famoso por sus películas con elementos góticos y oscuros, además de protagonistas que suelen ser inadaptados. Entre las más famosas están: Beetlejuice, El planeta de los simios, El gran pez, Alicia en el País de las Maravillas y Dumbo (ambas versiones live action).

Ludwig Van Beethoven
Descarga Wikipedia

wikimedia

Se dice que desde muy pequeño fue evidente su talento para la música, así como también le costaba trabajo salir de la rutina y socializar. Es uno de los compositores más importantes de la historia de la música y ha influenciado a las generaciones siguientes, demostrando que ni su condición ni su sordera, fueron impedimento para realizar grandes e importantes aportes a la música. Entre sus famosas composiciones se encuentran, la tercera y quinta sinfonía, Sonata claro de luna y la novena sinfonía o el himno de la alegría, esta última utilizada como símbolo de la actitud positiva.

Anthony Hopkins
FOTO HBO

HBO

Este gran actor, productor y director británico es conocido por su papel en Hannibal Lecter en la película ‘El silencio de los corderos’ (1991) que le dio un premio Oscar y hace poco por su papel protagónico como el papa Benedicto XVI en la película Los dos papas (2020). En 2017 explicó al diario The Desert Sun que había sido diagnosticado con autismo leve.

Satoshi Tajiri

Wikimedia

Muchos recordamos con anhelo los grandes e innumerables personajes de la serie Pokémon, pero lo que no sabíamos es que detrás de esta gran franquicia se encuentra su creador Satoshi Tajiri, quien fue diagnosticado con TEA y aunque no habla mucho de su condición, se dice que de niño era solitario y que pasaba horas y horas capturando y estudiando insectos, que le sirvieron de inspiración para crear su universo de criaturas fantásticas.

Greta Thunberg

@gretathunberg

La activista medioambiental de 18 años es una de las abanderadas en el mundo en la lucha del cambio climático. ha hablado abiertamente sobre su diagnóstico de síndrome de Asperger, un Trastorno del Espectro Autista, y asegura que eso la hace «diferente», pero considera que la diferencia es su “superpoder”.

Michael Phelps

Foto Río 2018

Conocido en todo el mundo por sus triunfos en los Juegos Olímpicos como el mejor nadador de la historia con una colección de 28 medallas ganadas, Phelps se convirtió en el deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos.  Se dice que, desde los 9 años, Michael empezó un tipo de tratamiento para vencer el autismo que le había sido diagnosticado, y a familiarizarse con la natación. Su personalidad sobresale porque ni siquiera suele sonreír cuando gana una competencia.

Bill Gates
Fotografía John Keatley

Fotografía John Keatley

Bill Gates es otra de las muestras de que el Síndrome de Asperger no es ningún impedimento para triunfar ya que es uno de los líderes de la revolución tecnológica que estamos viviendo en la actualidad al comandar Microsoft.

Amadeus Mozart

wikimedia

Considerado como el padre de la música occidental moderna, poseía un gran talento para la música, con sólo 5 años encantaba a la alta sociedad de Viena y a los 8 años ya había compuesto su primera sinfonía, edad en la que ya se decía que tenía autismo por su sensibilidad al sonido, así como también dificultades para entablar conversaciones y socializar.

Actividades artísticas para no perderse en Bogotá durante Semana Santa

Anterior artículo

Prográmese con la XVI versión del Festival de Teatro y Circo de Bogotá ¡Puro talento!

Artículo siguiente

También te puede interesar

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Divergentes